Acceder

Registrar




Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Súscríbete al BLOG

Blog by Grupodw. Diseño Web Profesional

Descubre todos los secretos para tener éxito en Internet

Kidfluencers: los menores de 10 años también llegan al público de Internet

Kidfluencers: los menores de 10 años también llegan al público de Internet

La Universidad Complutense de Madrid celebró el Primer Encuentro Europeo del Marketing Infantil y Familiar (EFY&KMS), organizado por la Cátedra TMKF. En él se quisieron poner de relevancia las tendencias del marketing juvenil. Se quiso ahondar en la figura del kidfluencer, término que hace referencia al creador de contenido menor de edad.
Los kidfluencers son una nueva norma en los tiempos del marketing con influencers y el internet que quiere llegar de un modo directo a los consumidores, sean el target que sean.
Los kidfluencers no solo han descubierto YouTube, sino también otras redes sociales como Instagram, donde protagonizan vídeos, fotografías y una pujante comunidad a la que las marcas quieren llegar.
Una estimación apunta que un influencer infantil puede ganar por una actualización casi 100€ por cada 1000 seguidores que posee en redes sociales. Por lo tanto imaginaos los ingre si hablamos de que pueden tener miles de seguidores.

Un perfil muy variado

Los kidfluencers no solo están especializados en juguetes, también encontramos influencers del universo de la moda y también una presencia notable en las campañas publicitarias de marcas y empresas de todo tipo.
Lo que queda claro es que los influencers infantiles no necesariamente tienen que hablar de juguetes y que cuando triunfan, moverán cifras record de dinero o llegarán a marcas muy poderosas.

Por qué las marcas tienen tanto interés en los kidfluencers

La clave está en que, aunque en la teoría ellos no tienen todavía edad para estar en redes sociales (las principales compañías del mercado ponen un límite de 13años para poder ser usuarios), el contenido para ese nicho de consumidores está en un momento de crecimiento. El contenido para menores de 13 crece a un ritmo del 25% anual, demostrando que los niños están ahí (y no posiblemente en la tele como hace años) y que quieren contenidos que ver.
Según datos de IAB Spain, el 60% de los profesionales del marketing para jóvenes en España utiliza influencers en sus campañas y se prevé que esta cifra se incremente en los próximos meses. Tanto creador como público menor de edad deben moverse en contextos de máximo respeto, su relación tiene que ser honesta y los mensajes directos. Además, la protección de ambos depende de que las marcas tomen conciencia de para quién trabajan y con quién.

Kidfluencers: niños influencers

Kidfluencers: niños influencers

Durante los últimos años ha tenido lugar una gran evolución del mercado influencer, como por ejemplo el cambio de grandes famosos con muchos seguidores al boom de los micro-influencers, incluso la aparición de mascotas influencers. Otra gran novedad, y de la cual vamos a hablar en este post, es la incorporación al listado de influencers de los conocidos como kidfluencers y los influencers adolescentes.

Los niños y los adolescentes son desde ya hace décadas poderosos activos para influir en las compras, así que era de esperar que ellos también se convertirían en un reclamo en el mundo de las redes sociales. En la mayoría de redes sociales, especialmente Youtube e Instagram, están surgiendo creadores de contenidos que intentan conectar con audiencias de menos de 13 de años, y la particularidad de estos creadores es que ellos mismos pertenecen a este rango de edad. Es tal su crecimiento que en la última lista Forbes de estrellas de Youtube ya aparecía un niño de primaria, cuyo canal de reviews de juguetes le aportaba ya unos ingresos de 11 millones de dólares al año.

Incluir a los kidfluencers en sus campañas publicitarias otorga a las marcas no sólo dirigirse a una audiencia más segmentada, sino que permite conocer mucho mejor lo que su target realmente quiere, ya que nadie sabe mejor lo que a los niños les interesa y esperan que los propios niños.

Ahora bien, hay que ser conscientes de que existen ciertas reglas al respecto, por lo que las marcas que decidan incursionar en esta tendencia, deben ser cautelosas. Primero porque van a estar llegando a una audiencia que no recibe para nada bien lo que perciban contenido exclusivamente publicitario; y segundo porque no hay que olvidar que tanto los kidfluencers como sus audiencias son menores de edad y como tal deben regirse por las normas vigentes en cada país, al igual que ocurre en la televisión o el cine.

Además, hay que recordar que son los padres y/o tutores legales los que marcan las reglas y ponen los límites, teniendo ellos la decisión final. Es por ello que es importante tener una estrategia de contenidos que sea transparente y cuidadosa en cuanto al lenguaje, el tipo de contenido y la manera en que éste es presentado.

Atención al cliente

Este sitio usa cookies propias y de terceros con finalidades técnicas, analíticas y de sesión. Si continúas navegando por nuestro sitio, aceptas el uso que hacemos de estas cookies.